Qué colores elegir para una oficina

Consejos sobre colores en la oficina

Nuestro lugar de trabajo es el área donde pasamos la mayor cantidad de horas al día. En él, aspectos como su decoración, las instalaciones, su distribución, o incluso, el color de las paredes, puede llegar a afectar nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

Si quieres generar un ambiente laboral que sea óptimo y cómodo para todos tus trabajadores, la pintura de las paredes de la oficina no puede ser tomada a la ligera. Es por ello que debes contar con la orientación de un pintor profesional.

consejos para pintar la oficina

La teoría del color

Cuando hablamos de pintura para oficinas debemos tomar en cuenta la “Teoría del Color” y saber cuáles son los efectos que los colores pueden tener sobre las emociones y las percepciones de los trabajadores, ya que estos factores intervienen de manera directa en su estado de ánimo y por ende en su productividad.

Como pintores profesionales hoy te queremos dar algunos consejos en cuanto a cómo hacer la elección del color ideal para pintar las paredes de una oficina.

De qué color pintar la oficina

  • El color blanco o el color beige son una de las opciones más utilizadas, ya que dan un aspecto limpio y formal a cualquier espacio. Sin embargo, tienen un punto negativo y es que no ayudan a promover la creatividad en los empleados y esto puede generar distracción entre ellos.
  • Por su parte colores llamativos como el naranja o el rojo sí que ayudan a promover que en el ambiente haya más energía y que la comunicación se realice a un nivel más informal. A pesar de esto, es importante saber que estos colores deben ser utilizados de forma muy medida ya que una sobre-exposición a ellos puede generar estrés o incluso ansiedad. Un pintor profesional te recomendará aplicar los colores rojos o naranjas en pasillos o también en los espacios dedicados a la comida.
  • El color amarillo también ayuda a elevar los niveles de energía y por ello, podemos utilizarlos en las zonas donde por lo general se ubican los empleados. También debes recordar utilizarlo con moderación para evitar que el espacio genere agobio.
  • El color azul y el color verde también destacan en la pintura de oficina. Estos ayudan a promover espacios más relajados y dan un toque natural, promoviendo la productividad y la creatividad entre los empleados.
  • El uso de colores pasteles también puede aportar ambientes más tranquilos y relajados. Sobre todo, son recomendables los colores y tonos pasteles en oficinas cuyo espacio es pequeño o reducido.
  • Si estás buscando reforzar la confianza entre tus trabajadores puedes hacerlo utilizando colores naturales o terrosos ya que estos ayudan a transmitir una sensación de estabilidad. En este caso te recomendamos que utilices los tonos marrones.
  • Por último, tenemos el color gris y aunque muchos no lo saben es un color muy versátil que puede combinarse perfectamente con otras tonalidades. Combinando el gris con colores fríos conseguirás un espacio más relajado y tranquilo. Si por el contrario quieres una atmósfera más vital y con energía entonces debes combinar el gris con colores cálidos.

Recuerda que la pintura influye sobre el estado emocional y la productividad de tus empleados así que es muy importante elegir el color correcto para pintar tus oficinas. Si quieres tener un ambiente laboral agradable, equilibrado y armónico elige el color adecuado.

Más información

Puede que ésto te interese